Acoplar Nudos de Corbata II

Miércoles, 8 Octubre   

Por lo que hace a la primera doblez, ha de tenerse en cuenta la longitud que pretendemos para la parte ancha y visible de la corbata, que debe llegar al cinturón, pero no rebasarlo más de un par de centímetros; para ello servirá de referencia la costura visible de la corbata, cerca de la cual se dobla ésta para formar el nudo. Hecho éste, a ocho-diez centímetros de su ubicación final, debe ajustarse, para ir asegurándolo; y luego, cuando llega al cuello, el nudo se aprieta con delicadeza, tirando hacia abajo con la mano izquierda del extremo fino, y ahora interior de la corbata, y, simultáneamente, comprimiendo, con los dedos corazón, índice y pulgar de la derecha, la parte inferior del nudo, hasta que lo percibamos fijo y estable. Ese será un nudo firme e inalterable.


Tags: